Los animales salvajes, como jabalíes o corzos, no entienden las señales de tráfico ni los avisos de propiedad privada. Para evitar que lleguen a núcleos poblados, carreteras o cultivos se recurren a técnicas muy diferentes. Pero nada funciona como la orina de lobo para frenar en seco la osadía de los animales.

Entre las muchas técnicas que se usan para repeler a animales como jabalíes o corzos nos encontramos los cañones de sonido, otros repelentes con olores o incluso espantapájaros. El problema de estas técnicas es que la fauna silvestre se acostumbra a ellas y dejan de funcionar.

Para solucionar este problema lo mejor es recurrir a un remedio tan natural como antiguo para ahuyentar animales, la orina de lobo. Una pestilente sustancia amarillenta que hace huir despavoridos a las animales víctimas de este depredador.

Esa orina es el olor fétido con el que los cánidos han marcado desde siempre su territorio frente a otras manadas rivales. Sus posibles presas son muy conscientes del peligro de muerte del que les avisa ese olor, lo que les empuja a alejarse. A diferencia de otras técnicas, los animales no se acostumbran y no pierden el miedo, pues su instinto les obliga a huir de tal amenaza.

Uso en España

La orina de lobo ha empezado a ser usada desde hace unos pocos años por ayuntamientos y administraciones autonómicas para repeler a la fauna salvaje. Una solución eficaz ante la situación de animales entrando en carreteras y provocando accidentes.

Por ejemplo, en 2013 empezó a usarse en Cantabria y Euskadi, marcando algunas vías con botellas de orina de lobo para evitar la irrupción sobretodo de jabalíes y corzos en la calzada.

Estas son las especies silvestres que más siniestros provocan. Las épocas de mayor siniestralidad en carretera por animales son noviembre, diciembre y enero, y los accidentes se producen principalmente por la noche. La efectividad es notable. Según datos de la Diputación de Cantabria, se han reducido los accidentes en los tramos de carretera en los que se ha usado la orina en un 75%.

También se ha usado en municipios de todo el país, como Aiguafreda. En pueblos como este se encuentran con el problema de que los jabalíes se adentran en el núcleo urbano. Justo por eso, no se puede recurrir a batidas de caza por el riesgo para los habitantes. La orina de lobo les ha permitido repeler a estos animales, así como a ganaderos y agricultores.

Ventajas de la orina de lobo

orina lobo

Como ya hemos explicado su principal ventaja frente a otros métodos para repeler animales es que los animales no se acostumbran y no pierden el miedo. Jabalíes, ciervos o corzos no quieren arriesgarse a encontrarse con este depredador.

Pero, además, es una herramienta 100% biodegradable que no contamina. Si se producen filtraciones que lleguen a tanques de agua, este repelente no los dañaría, por lo que puede usarse en áreas protegidas de agua. Además, esta orina es inofensiva para la flora y fauna acuática.

Es una sustancia que no es tóxica, ni inflamable ni explosiva, por lo que es segura. Además, no afecta negativamente a nuestras mascotas. Lo único que hace es lo que pretende, ahuyentar a la fauna salvaje.

Si quieres hacerte con este producto, en Prospektus te ofrecemos nuestras botellas de orina de lobo en spray para facilitar su rociado. Tenemos botes de medio litro o de un litro entero. Si tienes alguna duda ponte en contacto con nosotros y te informaremos.